/ Berlin

Berlín es una ciudad cosmopolita, auténtica, interesante y llena de rincones maravillosos. Por eso hoy te cuento 15 cosas que no te puedes perder en Berlín, alguna de ellas no tan turísticas.

Da igual si vienes a Berlín a pasar solo un par de días o si vas a estar toda una semana. Hay ciertas cosas que estás obligado a hacer una vez que pones los pies en esta ciudad.

1. Recorrer el Muro de Berlín.

El conocido como East Side Gallery es el trozo más largo de muro que aún se mantiene en pie. El recorrido va desde la estación de Ostbahnhof hasta el Oberbaumbrücke y tiene una distancia de unos 1500 metros de largo. Al caer el muro, 118 artistas de 21 países diferentes se pusieron de acuerdo para decorar el muro con graffitis. Estos representan los diferentes cambios sufridos durante los años que el muro estuvo en pie.


15 cosas que no puedes perderte de Berlin

2.  Hacerse una foto delante del graffiti más famoso de la East Side Gallery.

Seguramente que muchos ya conocéis la imagen en la que Honecker (líder de la Alemania Oriental) y Breschnew (líder de la Unión Soviética) se dan un beso fraternal socialista en Junio de 1979. Este hecho tuvo lugar en el 30 aniversario de la República Democrática Alemana y aunque el gesto causó mucho revuelo, era un gesto bastante común en los socialistas.

3.  Visitar Mauerpark un domingo.

Sobre todo si vienes en época de buen tiempo, es una actividad que no te puedes perder. Todos los domingos cientos de berlineses y turistas se reúnen en este parque. ¿Qué es lo que tiene de especial? Pues para empezar tiene un Flohmarkt (mercadillo) bastante interesante. En él puedes encontrar desde cosas de segunda mano hasta artículos de diseño único hechos a mano. También puedes encontrarte varios músicos tocando, artístas vendiendo poemas y gente haciendo picnic o bebiendo cervezas al sol.

4.  Cantar en el karaoke de Mauerpark.

Esta es otra de las cosas que hacen que este parque sea tan visitado. Todos los domingos a eso de las 5 de la tarde, empieza en el pequeño anfiteatro de Mauerpark todo un espectáculo. Hasta el momento es el karaoke más divertido y dinámico que he visto. Cualquier persona puede salir a cantar y sentirse una estrella por un momento, ¿te atreves?

Berlin imprescindibles

5.  Bailar en la discoteca más pequeña del mundo.

¡Y es que también está en Berlín! Se trata de una cabina (como las de teléfono) en la cuál eliges la canción que quieres y al entrar tienes varios botones con diferentes efectos de luces y humo. Una experiencia divertida para pasar un buen rato con los amigos.

¿Aún tienes ganas de seguir descubriendo Berlín?

6.  Visita el Reichstag (Parlamento alemán) y sube a su gran cúpula de cristal.

Reserva tu entrada gratuita con unas semanas de antelación aquí y aprovecha las horas del atardecer para contemplar una preciosa puesta de sol desde su terraza. Las entradas también podéis conseguirlas el mismo día de la visita, pero la cola es muy larga y no siempre quedan.

7.  Contempla la puerta de Brandenburgo en todo su esplendor.

Es el lugar más representativo de Berlín, pero eso sí, ve mejor por la tarde o cuando esté anocheciendo. Al ser un lugar muy concurrido, si quieres sacar algunas fotos bonitas, te será más complicado durante el día. Además por la tarde está iluminada y es aún más especial.

Berlin imprescindibles

8.  Si vienes con buen tiempo, alquila unos patines o una bicicleta y ve a hacer un poco de deporte a Tempelhof.

Aunque te parezca una locura, en uno de los barrios de Berlín hay un aeropuerto en desuso. Tras cerrar sus puertas en 2008, se convirtió en el parque de recreo más grande para uso y disfrute de todo el que quiera. ¿Te imaginas lo que mola ir con la bici o dando un paseo por antiguas pistas de aterrizaje?

9.  Salir de fiesta por Berlín.

Esto es una cosa que tienes que hacer sí o sí. Berlín es la capital del techno, y por ese motivo no puedes irte sin entrar en una de sus famosas discotecas. Como recomendaciones: Ritter Butzke, Renate, Sisyphos, Kater Blau, Tresor o la mítica Berghain.

15 cosas que no puedes perderte de Berlin

10.  Comer una hamburguesa en el Burgermeister.

Y dirás ¿qué tiene de especial este sitio? Pues que el local está situado justo debajo de las vías del tren y que antiguamente eran unos baños públicos. Seguro que te parece algo muy loco, pero a parte de que el sitio es original, las hamburguesas y las patatas con queso están de vicio.

Nota: en estos últimos años han abierto 2 hamburgueserías más. Aunque la calidad es la misma, yo siempre prefiero ir al original. Aquí os dejo la dirección para que no os volváis locos buscándola:
U1 Schlesisches Tor, Oberbaumstraße 8, 10997 Berlin

Vamos a por otros cinco

11.  Buscar el famoso Checkpoint Charlie.

Este es el paso fronterizo más famoso de Berlín. Se debe a que en el 1961, 10 tanques estadounidenses se colocaron apuntando directamente a otros 10 tanques soviéticos, pudiendo desatar la tercera guerra mundial. La tensión duró horas, pero por suerte a la mañana siguiente la unión soviética mandó retirar sus tanques.

Berlin historico

12.  Visitar la Yaam.

Llegar, entrar y disfrutar de un trocito del ambiente africano. Tumbarse en sus hamacas, meter los pies en la arena de playa y degustar una cerveza fresquita a orillas del río Spree.

13.  Perderte por los patios judíos.

Cerca de la estación de tren de Hackescher Markt, encontrarás varias puertas que dan acceso a un laberinto de 8 patios conectados por pasajes entre varios edificios. En ellos puedes encontrar tanto tiendas de ropa o restaurantes, como el museo de Ana Frank, el cine más antiguo de Berlín o algunas galerías de arte.

14.  Contemplar las vistas a 60 metros de altura de las más de 200 hectáreas de parque que rodean la Siegessäule.

Aunque no os lo creáis, justo en medio de Berlín se encuentra el Tierpark, un gigantesco pulmón que la aristocracia prusiana usaba de coto de caza.

15.  Probar un Schnitzel gigante en el Cafe Restaurant Louis.

Aunque el Schnitzel es uno de los platos más típicos de la cocina austriaca, en Alemania también es muy famoso. Se ha convertido también en una comida típica de aquí. Es uno de los platos que no falta en la carta de cualquier restaurante. Pero los Schnitzel que puedes comer en el Cafe Restaurant Louis son de los Schnitzel más grandes  de Berlín.

15 cosas que no puedes perderte
Seguro que con estas 15 cosas que te acabo de contar,  puedes hacerte una idea de lo divertido que puede ser visitar Berlín. Recuerda que hacer turismo en una ciudad no solo significa visitar todos y cada uno de los monumentos que aparecen en las guías.

Escrito por Ara Ballesteros

Compartir esta entrada

Déjanos un comentario si te ha gustado!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.