Vivir, estudiar o trabajar en el extranjero

Ana Casado/ Consejos viajeros

Vivir, estudiar o trabajar en el extranjero puede ser una experiencia transformadora que te brinda la oportunidad de sumergirte en nuevas culturas, aprender idiomas, y ampliar tu perspectiva de la vida. Ya sea que estés buscando crecimiento personal, desarrollo profesional o simplemente aventuras emocionantes, la decisión de embarcarte en una experiencia internacional puede ser una de las mejores de tu vida.

En nuestro caso, Ara vino a Berlín para trabajar y yo vine para estudiar. Aunque vinimos con planes diferentes, ambas tuvimos una experiencia similar en este país que tan agradablemente nos aceptó y crecimos con él. ¡Realmente es una experiencia única! En este artículo os vamos a contar un poco más sobre vivir, estudiar o trabajar en el extranjero. ¡Quédate con nosotras!

Los desafíos de vivir, estudiar y trabajar en el extranjero

Mudarse al extranjero por intercambio es muchísimo más fácil que decidir mudarse a trabajar o simplemente ir a «buscarse la vida» a otro país a la aventura. La última es mucho más complicada pues hay muchos papeleos y burocracia que hay que hacer para encontrar alojamiento, conseguir los papeles para darse de alta para trabajar y en otros casos, también para los visados.

Hay muchas formas de buscar ayuda para el papeleo. Puedes buscar información sobre el proceso en blogs de personas que comparten su opinión o artículos, pero también puedes optar por agencias que te ayudan con todo el proceso, por lo que tú sólo tienes que entregar la documentación necesaria, y salir a disfrutar estés donde estés. 

En nuestro caso, al mudarnos dentro de Europa no necesitamos visado de trabajo o estudios. Sin embargo, Ara sí que necesitó hacer varios procesos para poder trabajar como la legalización de documentos académicos españoles y la convalidación de su título. 

Luego deberás empadronarte en la ciudad, conseguir una cuenta bancaria, y muchos más papeles que dependen de dónde estés. Para ello, también hay muchos artículos de españoles por el mundo que te ayudarán a entender qué pasos son necesarios para adaptarse y comenzar la nueva vida en ese nuevo destino que has elegido.

visado

Aunque vivir, estudiar o trabajar en el extranjero puede ser emocionante, también presenta otros desafíos fuera de la burocracia universal. La adaptación a una nueva cultura, la barrera del idioma (si existe) y la lejanía de la familia y amigos pueden ser grandes obstáculos de esta experiencia única. Sin embargo, estos desafíos son oportunidades para el crecimiento personal también. Superar barreras culturales y enfrentar situaciones fuera de tu zona de confort te hará más fuerte, más resiliente y más consciente de tu propia capacidad para adaptarte a lo desconocido. Y entrarás en el paradigma del inmigrante, que no se siente en casa en su propio país ni en el país de acogida.

logo traveleando por el mundo

"Síndrome del viajero Eterno"

Vivir en el Extranjero: Una aventura cultural

Vivir en un país extranjero te sumerge en una rica mezcla de tradiciones, costumbres y estilos de vida. Desde la gastronomía local hasta las festividades culturales, cada día es una oportunidad para descubrir algo nuevo. La exposición constante a diferentes perspectivas te hace más adaptable y abierto a la diversidad, desarrollando habilidades interculturales que son valiosas en un mundo cada vez más globalizado.

Estudiar en el Extranjero: Educación Sin Fronteras

Estudiar en el extranjero es una oportunidad única para ampliar tus horizontes académicos. Tendrás acceso a diferentes enfoques educativos, profesores de renombre internacional y compañeros de estudio de todo el mundo. Además del enriquecimiento académico, la experiencia de estudio en el extranjero te desafiará a salir de tu zona de confort, fomentando la independencia y la autodisciplina.

Trabajar en el Extranjero: Desarrollo Profesional Global

Trabajar en el extranjero puede impulsar tu carrera de maneras inimaginables. La exposición a nuevos entornos laborales, métodos de trabajo y colaboración con colegas internacionales te proporcionará habilidades valiosas en el mercado laboral actual. Además, la red de contactos que construirás durante tu experiencia laboral en el extranjero podría abrir puertas a oportunidades emocionantes y perspectivas internacionales en el futuro.

En resumen, la experiencia de vivir, estudiar o trabajar en el extranjero no solo amplía tu conjunto de habilidades y conocimientos, sino que también enriquece tu vida de maneras que van más allá de lo profesional. Así que, ¡anímate a explorar el mundo y descubrir las infinitas posibilidades que te esperan fuera de tus fronteras habituales!

Y cuéntanos tu experiencia, nos encanta escuchar cómo os ha cambiado la vida y el choque cultural. ¡Coméntanos qué es lo más especial para ti!


Compartir esta entrada