• Aprovecha el 5% de descuento con iati

Visitar Plasencia (Extremadura)

Vivir en Extremadura tiene una cosa muy interesante. Y es que conoces pueblos y ciudades que la mayoría del resto de españoles ni siquiera saben que existen.

Muchas han sido las veces que me ha tocado situar Extremadura en un mapa, y es que aunque nos duela, seguimos viviendo en un paraíso desconocido.

La ciudad de Plasencia podría ser una de estas que nadie conoce, pero yo aún recuerdo la primera vez que mis padres me llevaron. Y es que creo que a todos nos sorprende cuando cruzamos la curva y vemos ese valle rodeado de montañas en el que se sitúa Plasencia.

Nada tiene que ver la impresión que te da cuando la ves desde allí arriba. Parece una ciudad más o menos moderna, con muchas viviendas y algo apelotonada.

Pero nada de eso es real cuando llegas y empiezas a caminar por sus calles.

Plasencia es una ciudad con historia, de hecho fue fundada en el año 1186. Aún conserva parte de su muralla rodeando el casco antiguo y varias de las 9 puertas con las que contaba.

No sólo la muralla rodea el corazón de Plasencia, también se mantienen en pie 200 metros del acueducto medieval y 55 de sus arcos.

Estoy segura de que ya no te parece una ciudad como cualquier otra. Aún así no todo acaba aquí.

No puedes pasar por aquí y no hacerle una visita a la Catedral de Plasencia, bendita catedral que mezcla estilos desde el romántico hasta el gótico. Los cuales puedes diferenciar claramente con sólo echar un vistazo desde su base hasta su torre más alta. Y junto a ella nos podemos encontrar la Catedral nueva, que data de finales del siglo XVI.

Catedral de Plasencia (Extremadura)

Catedral de Plasencia (Extremadura)

Por supuesto que no podemos olvidarnos de su Palacio Municipal, situado en la Plaza Mayor. Dato curioso y característico de Plasencia es el adorable abuelo Mayorga, que da la hora diariamente haciendo sonar la campana.

Abuelo Mayorga (Extremadura)

Abuelo Mayorga (Extremadura)

Otro motivo por el que visitar Plasencia, es por disfrutar de su Martes Mayor. Fiesta declarada de Interés Turístico Regional y que cuenta ya con más de 40 años de vida. Cada martes del año se reúnen en la plaza Mayor diversos mercaderes que ofrecen sus productos. Como homenaje a estos comerciantes y a su trabajo, cada primer martes de agosto se celebra el Martes Mayor.

Sin duda es un día que no te puedes perder, ya que disfrutarás de sus productos más típicos, sus bailes regionales y su ambiente más animado.

Martes Mayor (Extremadura)

Martes Mayor (Extremadura)

Si te has animado a visitar esta ciudad y disfrutar de su Martes Mayor. Ahora, es el momento de pensar en elegir hotel. Esta acción en Plasencia se puede convertir en una experiencia maravillosa. ¿Te imaginas durmiendo en un antiguo convento? Pues en el parador de Plasencia puedes vivir esta experiencia. Solo con entrar y ver su escalera del siglo XV y saber que es una de las más bonitas de España, te puedes imaginar el resto.

Parador de Plasencia (Extremadura)

Parador de Plasencia (Extremadura)

Ya solo os queda animaros a visitar esta gran ciudad y descubrir otro pedacito de nuestra preciosa Extremadura.

Escrito por Ara Ballesteros.



Booking.com

Déjanos un comentario si te ha gustado!