Los bares que no te puedes perder en Utrecht

Ara Ballesteros/ Europa, Países bajos

Para llegar a Utrecht la mejor opción es viajar primero a Ámsterdam y desde allí coger uno de los trenes que pasan cada 15 o 30 min. El trayecto cuesta 7,50 € y se tarda sólo media hora.

Para alojarnos elegimos el Hostel Strowis. Una vez allí el mecanismo de apertura de la puerta me pareció de lo más gracioso: tu llamas, ellos abren y tú empujas (hasta aquí todo normal). Pero al entrar te das cuenta de que tienen un mecanismo casero de poleas y una cuerda que llega hasta un hombre sentado en un sillón. ¡Ya no saben que inventar!

Nos atendieron muy bien desde un principio, tienen un salón muy acogedor y un jardín con un pequeño estanque muy mono. Además la cocina es algo pequeña pero con todo lo necesario para cocinar y las habitaciones están limpias,  aunque los aseos están separados. Las camas eran normales, no muy cómodas pero tampoco un desastre y el barrio era un lugar muy apacible.

Canal de Utrecht r1

Debido a que el río bordea el casco antiguo de la ciudad, todos las calles acaban llevándote al Bakerbrug. El puente más famoso de Utrecht. Por más vueltas que dimos, siempre llegábamos al mismo lugar.

Kimmade

Para comer fuimos a Kimmade un vietnamita recomendado por un amigo. La comida estaba bastante rico y el precio era asequible.

Comida asiática en Kimmade en Utrecht

Vredenburg-Markt

El mercado más grande que se celebra en Utrecht. Hay entre 75 y 125 puestos y puedes encontrar de todo. Para mí lo mejor fue encontrar varios puestos de quesos, en la mayoría puedes probarlos. Por lo que ¡disfruta!. También te aconsejo que pruebes los Stroopwafel. Es una especialidad holandesa, compuesta por dos galletas y caramelo en su interior. Las hacen en el momento y están deliciosas.

Dulce típico de caramelo y galleta r1

Lo que tiene de especial esta hamburguesería son sus quesos. No es lo mismo comerte una hamburguesa normal a comerte una hamburguesa en un sitio donde los quesos son su mayor demanda. Lo más importante, es que puedes elegir todos los ingredientes que llevará tú hamburguesa. Obviamente estaba riquísima.

Terraza de la hamburguesería r1

PK bar & Kitchen

Para bajar la hamburguesa, que mejor que tomarte algo con los amigos en plan tranquilo. Una curiosidad de este sitio, es que tiene ¡un refresco de pétalos de rosas! Nunca me habría imaginado que se pudiese hacer algo así, y no tenía ni idea de si iba a estar bueno. Sin embargo, estaba riquísimo. 

Bebido de petalos de rosas

Grand Cafe Lebowski

De ahí nos fuimos a bailar un poco al Grand Cafe Lebowski. El sitio estaba chulo, con sillones antiguos, sillas y mesas de diferentes formas,… (nosotras al vivir en Berlín estamos acostumbradas a ese tipo de bares, pero para la gente que no los conozca puede ser algo curioso). Fuera tenía una terracita muy mona y al estar ubicado justo en la plaza el ambiente era bastante agradable.

Visitar el bar más curioso de Utrecht es algo que tienes que hacer sí o sí. Es una antigua iglesia transformada en bar. El lugar es bastante curioso, pero si quieres tomar algo o comer aquí, tendrás que reservar con antelación.

Antigua iglesia convertida en bar r1

Broers - CERRADO

Para probar cervezas fui al Broers. Allí pedí una Wittevrouwen: cerveza con aromas crudos y cítricos. Hay que seguir con la tradición de probar cervezas allá donde vaya.

O´panuozzo

Para comer te recomiendo este italiano. En él puedes probar deliciosos Panuozzi. En otras palabras, una Calzonne, lo hacen en un horno de piedra y queda super crujiente. ¡Están deliciosos!

Panuzzo de salmón, ricota y rúcula r1

Culture Boat

Culture boat es una cafetería bastante famosa. En realidad es como un coffeshop pero en un barquito pequeño. El ambiente es agradable, pero si no te gusta el humo, no es un buen lugar.

Cafetería barco r1

Escrito por Ara Ballesteros

Compartir esta entrada

Déjanos un comentario si te ha gustado!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.